Menu

Lactancia y felicidad, el testimonio de 17 de mujeres

By Apilam Lactancia | lactancia

Mar 20

Hoy 20 de marzo es el Día Internacional de la Felicidad y en APILAM queremos compartir los testimonios que nos han enviado 17 mujeres sobre la lactancia y la felicidad.

Feliz lectura, felices lactancias y feliz Día Internacional de la Felicidad de parte de todo el equipo de APILAM.

“Mis momentos de felicidad con la lactancia han sido y son muchos, cuando mi bebé se quedaba dormidito en brazos después (y durante) las tomas viendo su carita de felicidad y ahora que mi hijo tiene dos años y oigo su vocecita “mamá, quiero tetita” y sentirnos tan unidos en esos momentos preciosos. He consultado e-lactancia muchas veces y estoy muy agradecida, por eso me hice teamer. El mayor momento de felicidad fue el verano pasado cuando me picó un pez araña y estaba preocupada por si el veneno podía afectar a mi bebé. Llamé al médico y a información toxicológica, me atendieron bien pero no tenían muchos datos… la explicación más completa y tranquilizadora fue la de e-lactancia. Esa tarde le di el pecho muy contenta pensando que no nos veríamos obligados a interrumpirla con todo lo que eso conllevaría. Gracias”, Alicia, teamer de e-lactancia

“Ha sido lo más bonito del mundo ver a mi bebé mamar en todos los sitios mientras le enseñamos lo más bonito de su país, Kenia”, Marta

En la hamaca, mi hijo a la teta junto a mí, el vaivén meciéndonos a los dos, la brisa en mi cara… y esa sensación de estar en el lugar perfecto, en el momento perfecto y haciendo lo único y más maravilloso que podía estar haciendo… Amor y Felicidad Absoluta…”, Imma, teamer de e-lactancia

“En mi periodo de lactancia recuerdo muchas cosas, anécdotas porque duró 4 años. El consuelo al ponerle vacunas. La ternura de quedarse dormida al pecho. Lo bonito cuando doné leche materna durante más de un año ayudando a 44 niños prematuros. Momentos irrepetibles bonitos y tiernos llenos de un amor inexplicable, hay que vivirlo para saberlo. Gracias por el trabajo tan importante que hacéis para ayudarnos a poder seguir con nuestra lactancia”, Sara, teamer de e-lactancia

“La lactancia materna significa nuestra conexión mágica, esa conexión llena de amor y ternura, esa conexión que nos enseña cada día algo nuevo, esa conexión que nos alimenta a ambos: a ti de todos los nutrientes que necesitas y a mi de todo la paciencia y el amor que necesito. Que viva la Lactancia materna!!” Laureana

“Ostras noooooo! Me he olvidado la pezonera! Y probé porque el niño tenía mucha hambre. Y él lloraba. Y me lo acerqué. Y él se enganchó como si lo hubiera hecho siempre, y disfrutó de su toma de leche hasta quedarse dormido. Parece una historia corriente, pero llevábamos unos días con pezonera, con conductos conectados a jeringa de leche artificial por un lado y a la pezonera por el otro, estábamos en el CDIAP en plena visita de seguimiento, Albert tenía unos dos meses de vida y lo más importante, acabábamos de romper una gran barrera: LOS NIÑOS CON SINDROME DE DOWN SI PUEDEN MAMAR. Me emociona recordarlo y a partir de aquí todos los momentos de lactancia han sido momentos de plena Felicidad”, Raquel

“Trabajo en un hospital, en el área de maternidad, donde a diario tanto yo como otras personas involucradas ayudamos a iniciar el proceso de lactancia, es muy gratificante saber que participas en la alimentación de un ser humano por primera vez y que esta es de vital importancia tanto para él inicio de su vida como para su desarrollo en un futuro, claro, no todo es perfecto, hay dificultades ya que muchas mamás son primerizas, o tienen alguna situación en particular  que dificulta un buen agarre, es normal que se asusten durante el proceso, por que puede haber cansancio, dolor, grietas, pechos congestionados,  pero al saber todos los beneficios que tiene la leche materna tanto para sus bebés como para ellas, no dudan en continuar con el proceso y superar juntos cualquier dificultad que se pueda presentar”, Jazmin

“Nuestra felicidad absoluta al lado del mar”, Laura, teamer de e-lactancia

“Conocí a mi hijo su sexto día de vida en la UCI Pediátrica y a los dos días estaba mamando. El mejor regalo que mi hijo me pudo dar, esta lactancia maravillosa de la que disfrutamos los dos. La felicidad es verlo mamar y disfrutar del calorcito de su cuerpo pegado al mío. Muchas gracias por todo vuestro trabajo”, Isabel, teamer de e-lactancia

“Momento de felicidad #lactancia”, Nelmarys

“Acabo de cumplir 5 años de lactancia. 5 años de amor, de comprensión y pasión por mi hijo. Es una de las cosas de la vida que me hace muy feliz!!”, Belinda, teamer de e-lactancia

“Saber que mi bebé se alimenta no solo de leche si no de amor, tranquilidad y seguridad. Me llena de amor y tranquilidad”, Guillermina

¿Qué mejor forma de evitar mareos? Belén

“La lactancia nos ha traído grandes momentos de felicidad prácticamente en cada cada toma con el bebé o con el peque más mayorcito acunado en nuestros brazos. Pero también y sobre todo lo que nos ha traído es la felicidad a través de la tribu, una tribu de mamás y de familias con las que compartir y empoderarnos sabiendo que la crianza consciente es lo más importante para tener familias felices. Muchas gracias por vuestra labor”, Asociación Rede CRÍA, Vigo

 

“Sin duda esta es mi imagen favorita de las miles que tengo con mi bebé de 9 meses. No es la más bonita ni la mejor foto (el móvil del fotógrafo estaba algo roto) mi pelo estaba por entonces muy salvaje, esas chanclas por allá diciendo arghhhh… fue un momento anodino y maravilloso, como tantos que trae la maternidad cada día. Lo recuerdo vivamente: el calor de aquella mañana de pleno verano, cómo olía, lo agotada y a la vez llena de energía que me sentía, la felicidad que invadía cada desorden de la casa… En la imagen mi hijo tenía 15 o 20 días. Ha cambiado tanto!! La lactancia ha sido para mí un regalo de la naturaleza. Una experiencia absolutamente transformadora y que no me esperaba, la verdad. Somos mamíferos y supongo que hacer lo que somos nos hace felices… No lo sé. A mí me ha permitido sentir la vida de mi hijo en mi piel. Podría contar muchas anécdotas, nada fuera de lo común, pero para mí especiales, porque son mis vivencias como madre, en relación al tema. Pero os aburriría inútilmente y no serviría de mucho: cada lactancia es como cada bebé y cada familia, únicos. Hay que experimentarlo!!! Gracias sabia naturaleza por simplificar y enriquecer nuestra vida en esta etapa tan bonita!!!”, Susana

“Mi momento más feliz con la lactancia es cuando ella me sonríe porque la estoy alimentando con mi amor”, Adriana

“Quisiera compartirles, cómo los conocí. Mi hijo tenia 1 año y 3 meses y yo tengo endometriosis. Por un control, me indican hacerme una tomografia. Me voy al lugar, me hacen acostar, y me pasan por la máquina. Luego entra el técnico con el contraste y nota mi protector mamario y me dice “Sra, ¿usted está amamantando?” “Sí” le digo. Entonces me contesta: este contraste está contraindicado. Vas a tener que sacarle. Y le digo, pero cómo quiere que haga, y me responde: “anda a tu casa, sácale la teta y volvé el viernes” (era miércoles). Entonces le digo: y me parece medio estúpido lo que me decís, no le puedo sacar la teta de acá al viernes por vos, poné el contraste y después veo que hago (priorice mi salud, ya que ese estudio tenía que determinar si necesitaba o no cirugía). Saliendo de ahí, me puse a llorar, desconsoladamente, mientras volvía sola a mi casa caminando. Entonces se me ocurre, llamar a la Dra. Laura Picon, bioquímica a cargo del Banco de Leche Humana del Hospital Perrando. Yo había donado leche casi un año, siempre me indicaron que avisara si tomaba remedios y se me ocurrió que ella podía ayudarme. Me calmó y me pidió que llame al lugar y pregunte exactamente qué me habían inyectado. Me dieron el nombre del contraste y sus componentes. Y ella me pasó, lo que se convertiría en mi Biblia personal: e-lactancia.orgBusqué y la página decía que el contraste era inofensivo!! Además que se eliminaba por orina, con lo cual para estar tranquila, solo era tomar bastante agua. Para dar el remate, 1 año después tuve que ir a hacerme una resonancia con contraste. La recomendación del estudio vino del que es referente de la Asociación de Endometriosis en Argentina, el Dr. Rolla quien claramente me dijo “el contraste es compatible con la lactancia”. Fui a una clínica muy reconocida en Buenos Aires Argentina. ¿Saben qué me dijo el técnico? “tenés que sacarle la teta, el contraste está contraindicado”. Me alegré mucho de tener mi Biblia personal a la mano en el celular para mostrarles qué equivocados que estaban. Gracias a Apilam, gracias a e-lactancia, a pesar de medicamentos y tratamientos nunca tuve que dejar de dar la teta a la fuerza. Erik dejó solito con 4 años y medio”, Ivanna

Necesitamos fondos para seguir investigando y divulgando las bondades y belleza de la lactancia. Puedes colaborar con el proyecto e-lactancia.org aportando un donativo