Menu

El derecho de los niños a ser amamantados, un derecho humano conculcado

By Apilam Lactancia | La firma experta

Dic 10

Más de un millón de niños mueren cada año en el mundo por el solo hecho de no ser amamantados. Aun en países con rentas altas se podrían salvar vidas si la práctica de la lactancia materna se extendiera a la mayoría de la población infantil durante los primeros dos años de vida.

Gran parte de países han aprobado leyes y normativas en consonancia con los compromisos internacionales de protección de la infancia, que entre otras medidas garantizan una adecuada nutrición para promover su desarrollo, todo ello dentro de un entorno de óptima afectividad con la madre o el cuidador.

No obstante, esta premisa se encuentra lejos de ser cumplida en cuanto a garantizar de manera igualitaria el derecho de todo niño a ser amamantado durante los primeros dos años de vida. Numerosos factores contribuyen a ello.

Dentro de los factores sociales, fácilmente identificables, se encuentra la dificultad derivada del modelo de atención al parto, poco respetuoso con la madre y con el recién nacido, impuesto en la sociedad occidental y prevaleciente aún en la mayoría de las maternidades. Muchas madres deseosas de amamantar a su bebé encuentran barreras infranqueables para cumplir con éxito su deseo.

Materia de debate ha sido el poco respeto al derecho de los bebés a ser amamantados en público, a veces motivo de escándalo mediático, que refleja el escaso valor mostrado por nuestra sociedad por la lactancia materna como vehículo de bienestar, salud y mejor porvenir para las generaciones futuras.

Dentro de la misma linea de violación de los derechos del niño a ser amamantado, se encuentra el escaso margen legal brindado a las madres con empleo remunerado para que puedan amamantar con todas las garantías. Tal situación pone en el punto de mira a la clase política, que durante años ha estado mirando para otro lado, como también lo continúa haciendo con la aplicación del Código de Comercialización de Sucedáneos de Leche Materna de la OMS.

Dentro de la sociedad civil, cabe mencionar la vergonzosa desafección mostrada por las sociedades médicas hacia la práctica de la lactancia materna, destacando la actitud al respecto de la Asociación Española de Pediatría y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia. Aunque formalmente mantienen un discurso favorable, en la práctica parecen primar sus nexos con la industria de alimentos, descuidar la formación específica en lactancia y no cuestionarse el modelo de atención al parto y el índice creciente de cesáreas, dejando de lado la evidencia científica a favor de la lactancia materna. Es difícil de justificar la publicidad sesgada que aparece en sus órganos de divulgación científica.

La sociedades cambian y con ello las oportunidades de los niños de ser amamantados. Con alguna frecuencia nos encontramos a madres que amamantan envueltas en un litigio de separación de su pareja. No son raros los casos que en tal circunstancia las madres deben  enfrentarse a la banalización de la lactancia prolongada, en un intento de lograr la custodia del niño. Es urgente la legislación de una normativa que ponga el foco en la protección del derecho del más vulnerable: el pequeño lactante a continuar siendo amamantado.

Artículo de Leonardo Landa Rivera, pediatra, cofundador de APILAM y revisor de contenidos de e-lactancia, con motivo del Día de los Derechos Humanos que se celebra cada 10 de diciembre. 


Necesitamos fondos para seguir investigando y divulgando las bondades y belleza de la lactancia materna. Puedes colaborar con el proyecto e-lactancia.org aportando un donativo con el importe que desees