Artículo de Desirée Mena Tudela, profesora de la Universitat Jaume I y miembro de APILAM

Actualmente, internet, en general, y las redes sociales, en particular, lo mueven absolutamente todo en este mundo. En este sentido, hay que reconocer que la mitad de la población mundial (4.200 millones de personas) utiliza las redes sociales. Según el informe “We are social” en el año 2020 hubo 1,3 millones de usuario nuevos en la redes sociales cada día, lo que supone 15 nuevos usuarios cada segundo1.

Las redes sociales son de gran apoyo para la lactancia materna. De hecho, así lo han demostrado las múltiples evidencias científicas que aportan el importante crecimiento del uso de estos medios de comunicación2, mejorando la autoeficacia de las mujeres lactantes3 y consiguiendo aumentar la tasa de lactancia materna tanto a los 3 como a los 6 meses postparto4. Por ello, es necesario que las personas que defendemos la lactancia materna hagamos uso de las redes sociales para promover y apoyar este tipo de alimentación2. Con toda esta información, las preocupaciones en torno a la seguridad de todos los datos que compartimos es, cada vez, más creciente1.

Por otro lado, es necesario, sigue siendo necesario y seguirá siendo necesario hablar de violencia contra las mujeres mientras nos sigan violentando. Ningún espacio dónde las mujeres habitemos, repito, ningún espacio dónde las mujeres habitemos, ni siquiera el virtual, está libre de violencia mientras queden algunos seres merodeando con vistas, pensamientos y acciones que, dirigidas hacia nosotras, piensen en cosificarnos, sexualizarnos, banalizarnos, exponernos, etc., sin nuestro consentimiento. Y, como no, la lactancia materna tampoco es una esfera, dentro de nuestra vida sexual y reproductiva, que se libre.

Seguro que algunas de las denominadas parafilias existentes os suenan. Las parafilias consisten en conductas o fantasías sexuales de tipo excitatorio que implican objetos inanimados, niños o adultos que no consienten dichas prácticas sexuales, o el sufrimiento o humillación de una persona con el objetivo de la práctica sexual5. Entre las parafilias más comunes y que seguro habéis oído hablar se encuentran: la pedofilia, el exhibicionismo, el masoquismo o el sadismo. Hoy es necesario visibilizar un tipo de parafilia poco conocida pero que este nuevo mundo interconectado y lleno de redes sociales a través de las cuales compartir y compartir hace muchísimo más accesible en cualquier parte del mundo: la lactofilia. La lactofilia es la excitación sexual alrededor de un pecho lactante. Generalmente, la fantasía va relacionada con el hecho de beber o tomar leche directamente de los pechos de una mujer lactante.

Cuando esta práctica se da dentro del ámbito de la pareja y, siempre y cuando, haya consentimiento por el lado de la mujer, absolutamente nadie puede opinar al respecto. Pero hay algunos momentos en los que esta fina línea de la parafilia se atraviesa para obtener placer a costa de lo que sea. Cuando esta línea se atraviesa pasa de ser un juego sexual a ser un ataque al cuerpo y los procesos sexuales y reproductivos de las mujeres. Cuando esta línea se atraviesa pasa de ser un proceso fisiológico a ser una cosificación más del cuerpo de la mujer, un acoso más a nosotras. Pasamos entonces a hablar de los conocidos como “Vampiros Blancos”. Los Vampiros Blancos son hombres adultos que buscan esta excitación sexual a través de mujeres lactantes. Hoy en día, el fácil y rápido acceso a internet y las redes sociales hacen posible que estos hombres accedan con perfiles falsos a grupos de lactancia, perfiles de mujeres lactantes o páginas en redes sociales de divulgación alrededor de la lactancia materna con el fin de obtener material (fotos, vídeos, relatos, etc.) para su propio placer, obviamente, sin ningún tipo de consentimiento por parte de las usuarias que comparten o divulgan este material, llegando incluso a contactar de manera personal con las usuarias, perseguirlas con la intención de mantener conversaciones con ellas y, en algunos casos más extremos, incluso ofreciendo dinero. Las intromisiones de estos señores en nuestros perfiles suelen empezar a través de una conversación en la que se detectan muchas preguntas como: edad del bebé, posición al amamantar, qué sientes, etc. Cuando la conversación consigue avanzar, las preguntas suelen desviarse hacia un plano más sexual en el que se pregunta por la forma de los pezones, si sientes placer, etc. Sin tapujos y sin remordimientos, podemos decir bien claro que los Vampiros Blancos son los acosadores de las mujeres lactantes.

Por todo esto, saber protegernos en los espacios virtuales es de suma importancia. Así que os podéis preguntar: ¿qué puedo hacer si detecto un Vampiro Blanco? Ofrecemos también algunas soluciones:

  • Revisa la seguridad de tu perfil.
  • Bloquea la cuenta del usuario que te esté acosando o molestando.
  • Denuncia el perfil a la red social en concreto (Facebook, Instagram, etc.) y explica por qué denuncias.
  • Si han hecho uso de tus fotos o tus vídeos y lo detectas, puedes denunciar al grupo de delitos telemáticos (España) de la Guardia Civil: https://www.gdt.guardiacivil.es/webgdt/pinformar.php

Con todo esto, no se trata de tener miedo o de no compartir o de no usar las redes sociales, sino de tener información y conocimiento que nos permite empoderarnos para ocupar los espacios que también son nuestros.

Bibliografía

1. We are Social. Digital report 2021: el informe sobre las tendencias digitales, redes sociales y mobile. https://wearesocial.com/es/blog/2021/01/digital-report-2021-el-informe-sobre-las-tendencias-digitales-redes-sociales-y-mobile/. Published 2021. Accessed November 16, 2021.

2. Alianmoghaddam N, Phibbs S, Benn C. “I did a lot of Googling”: A qualitative study of exclusive breastfeeding support through social media. Women and Birth. 2019;32(2):147-156. doi:https://doi.org/10.1016/j.wombi.2018.05.008

3. Uzunçakmak T, Gökşin İ, Ayaz-Alkaya S. The effect of social media-based support on breastfeeding self-efficacy: a randomised controlled trial. Eur J Contracept Reprod Health Care. 2021;12:1-7. doi:10.1080/13625187.2021.1946500

4. Qian J, Wu T, Lv M, et al. The value of mobile health in improving breastfeeding outcomes among perinatal or postpartum women: Systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. JMIR mHealth uHealth. 2021;9(7):1-12. doi:10.2196/26098

5. Brown GR. Introducción a las parafilias y a los trastornos parafílicos. Manual MSD. https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-de-la-salud-mental/sexualidad-y-trastornos-sexuales/introducción-a-las-parafilias-y-a-los-trastornos-parafílicos. Published 2019. Accessed November 16, 2021.

Una respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *

Para que APILAM pueda seguir promocionando la lactancia materna necesitamos la generosidad de personas como tú. Gracias por ayudar a seguir salvando lactancias
Para que APILAM pueda seguir promocionando la lactancia materna necesitamos la generosidad de personas como tú. Gracias por ayudar a seguir salvando lactancias

- José María Paricio, presidente de APILAM y creador de e-lactancia

Únete a nuestro boletín

Recibe información actualizada, novedades y noticias sobre la lactancia, el proyecto e-lactancia y otras iniciativas de APILAM

APILAM te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando este formulario serán tratados por APILAM como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Como usuario e interesado te informo que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de APILAM) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp. (https://mailchimp.com/legal/privacy/).

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no podamos atender tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en apilam.es@gmail.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en esta web: http://e-lactancia.org, así como consultar nuestra propia política de privacidad.

Desde APILAM queremos informarte que esta web también utiliza cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar